[vc_row][vc_column][vc_custom_heading text=»En el Bicentenario: evocamos la presencia y promoción de la biblia desde el inicio de la República» font_container=»tag:h2|text_align:left|color:%23000000″ google_fonts=»font_family:Titillium%20Web%3A200%2C200italic%2C300%2C300italic%2Cregular%2Citalic%2C600%2C600italic%2C700%2C700italic%2C900|font_style:600%20bold%20regular%3A600%3Anormal» css_animation=»fadeInLeft»][vc_empty_space][vc_column_text css_animation=»fadeInUp»]Habían pasado once meses de la Declaración de la Independencia del Perú, cuando llegó al puerto del Callao, Diego Thompson. El educador escosés había sido invitado por el libertador San Martín para instalar el novedoso sistema de educación lancasteriano.

Cabe recordar que Thompson, dedicó gran parte de su vida a recorrer a aquella Latinoamérica del siglo XIX, con un objetivo muy claro: promover en las nuevas naciones hispanoamericanas el sistema educativo y los principios cristianos.

Thompson, estaba muy interesado en traducir la biblia a lengua de los pueblos americanos. Por tal razón, desde el inicio de la historia republicana, quiso traducir la Biblia a la lengua quechua y aymara para los peruanos que hablaban esos idiomas.

Impulsado por esa idea Thompson empezó a traducir el Nuevo Testamento al quechua y en 1823 ya había traducido las dos Epístolas de san Pedro y Hechos de los Apóstoles. Posteriormente, cuando ya Bolívar se encuentra en el Perú, Thompson había concretado un sueño acariciado: tenía el manuscrito terminado de toda la traducción del Nuevo Testamento. Lamentablemente, la única imprenta estaba en El Callao y esto imposibilitó  que se pudiera imprimir, por lo cual esta traducción se perdió.

En esas páginas de nuestra historia republicana primigenia, se puede observar la presencia de ese valioso binomio: educación y principios cristianos. Han pasado dos siglos y ese estandarte sigue flameando. Le ha correspondido a la Universidad Peruana Unión enarbolar esa bandera de la educación con principios cristianos. Ello le permite, a esta casa de estudios, contribuir en la formación de profesionales con valores.[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]

Shares
Share This