Industrias farmacéuticas, centros de investigación y expertos de todo el mundo buscan encontrar un tratamiento contra la enfermedad COVID  19Según la Organización Mundial de la Salud (OMS) indicó que hasta marzo de este año existieron 70 proyectos para desarrollar el medicamento que ayude a la formación de anticuerpos. Sin embargo, un grupo de ellos propone un tratamiento para las personas con infección grave o que corren el riesgo de morir por COVID-19: el plasma convaleciente, que ya se ha realizado en otras pandemias. 

El procedimiento consiste en realizar transfusiones de plasma de la sangre de quienes ya se han recuperado de la enfermedad a pacientes que estén batallando contra ella y ayude a acelerar el proceso de recuperación. El tratamiento de transfusión de plasma convaleciente se basa en que el enfermo reciba los anticuerpos de la persona que ya venció al virus. 

Los expertos también le llaman «terapia de anticuerpos pasiva», porque en vez de esperar a que el organismo cree sus propios anticuerpos, como ocurre con las vacunas, se trata de irrigar su sangre con un plasma que ya los tiene. 

En Pucallpa un grupo de médicos se ha organizado para tener plasma de convaleciente y así ayudar a los que menos tienen. 

Como parte de este equipo Richard Mathews, médico cirujano general y ex estudiante del Colegio Unión (centro de aplicación de la Universidad Peruana Unión) realiza el seguimiento del tratamiento con plasma. Los resultados del tratamiento aún están en permanente evaluación. 

Según un informe emitido en un noticiero televisivo los pacientes, con tratamiento de transfusión de plasma convaleciente, se encuentran con la esperanza de ganar la batalla contra el coronavirus.  

Al respecto, el Dr. Mathews mencionó: “Nos encontramos en una pandemia muy dura, y creo que la solidaridad es una forma de combatirlo, hay muchas personas que están llamándome para ser donantes”. 

En este primer avance, los donantes de plasma fueron personal de salud quienes se contagiaron de COVID-19 en la primera línea de atención. Hoy se encuentran recuperados y optaron por dar esperanza de vida a pacientes graves de coronavirus. 

Se espera que en cuanto haya una convocatoria de donación muchas personas más se unan a este llamado de solidaridad.